sábado, 22 de marzo de 2008

El Efecto Coriolis

me tumbo boca arriba, a tu lado
(mejilla contra mejilla, siempre)
y buscamos
nuevas constelaciones
(rodilla meñique costilla)
retenemos el movimiento
de los cuerpos planetarios
(neptuno siempre fue mi mar)

eres el guión
que nunca se estrenó.
tu muerte figurada
vuelve a presidir el banquete
y me amenazas
con dejarme a solas esta noche
porque es la última.

recuerdo recordarte
rodando sobre el hemisferio norte
sin titular el desliz de nuestra ciencia
y fue cómo comprobamos
el sentido de la rotación de la tierra

*

4 comentarios:

Domadora de Elefantes dijo...

Me gusta que la ciencia del amor sufra deslices.

samsa777 dijo...

Fantástico texto científico-poético. Callida iunctura..

Luna Miguel dijo...

rodilla meñique costilla

Pedro Chincoa dijo...

Los cuerpos ascienden hasta otro planeta,
el guión tal vez no termine,
nunca,
y el recuerdo gira,
solo.