sábado, 5 de septiembre de 2009

Rencontre

Para S., porque sí.



Algo trémulo,
algo dulce y delicado.
Lo tenemos:
lo escondemos
tras las vísceras.
La garra, la llaga.
Algo que se retuerce
y lo acunamos.
El grito. El gemido elegante
de animal herido.
La luz.
A cuatro manos
desnudamos el árbol
y robamos, alevosos,
su pálido veneno.
Nuestra forma indecible
de inyectarnos la noche.
Nuestro fin
y nuestro parto.

La escalera interminable.
Algo trémulo.

*

7 comentarios:

juan bello dijo...

usted es capaz de escribir sobre la noche y sobre mucho más, a quién tratas de engañar?? ;)

Lara dijo...

me he dado un atracón de muchas cosas hermosas aquí

Nuria dijo...

...qué suerte que existan aún curvas como esta S. en tu vida------

besos a ambos

Belidor dijo...

San Porquesí, el mejor tipo del santoral

María dijo...

vaya chica :*

Jorge Ampuero dijo...

Quizá porque somos algo trémulo como la poesía.
Interesante blog.

Saludos...

isabel dijo...

cómo me gustan las cosas por que sí
y cómo me gustas tú

mua!