miércoles, 5 de agosto de 2009

Quebrando tobillos






*

camino sobre el fuego
esquivando agujas.
el silencio
amarrado a mi cintura
desciende
como vino
que arde /
como un párpado
que muere.
el silencio afilado
perfilando destellos
en la noche.

(y sus bocas, y mi cabello
y la luz que se quiebra
y la nada)

gateo sobre el fuego
de agosto que atardece
demasiado pronto.
por qué.

*

7 comentarios:

Belidor dijo...

No hay silencio al lado del mar. Los días impares.

maria dijo...

porque se acerca el invierno, aunque sea silencioso.

Gato Nocturno dijo...

Precioso el poema, está claro que la ahijada siempre supera al padrino jajaj ¡Sigue así, que quiero verte recitar pronto!

Flx dijo...

por qué...por nada
para qué...para todo

juan bello dijo...

pero amanece tardísimo. siempre alguna luna. y espinas. muchas espinas.

dioni blasco dijo...

que bonitas fotos y que bonitas lineas.. no es por copiar a jarabe de palo pero BONITOOOO TODO ME PARECE BONITOO

emigrante dijo...

la même histoire.
embrasse-moi
si forte
quand le soleil
embrasse tes cheveux,
embrasse-moi.