domingo, 16 de agosto de 2009

De norte a sur

De norte a sur de nuca a rodillas dolor helado dolor de vísceras.







el mar se extiende turquesa intenso
nunca tan azul nunca tan frío.
las gaviotas son los ángeles
que rescatan
toda la luz
tras el naufragio.

eres todas las palabras
que recuerdo,
algo que se pudre.
eres todos los hombres tristes.

tus sombras engañan,
sólo eres un hueco
en mi falda.


el reflejo se atrasa:
un cuerpo desnudo
se acurruca en la arena
y no está triste.
no está triste.

eres todos mis ojos ciegos.

*

8 comentarios:

isabel dijo...

una maravilla. hermoso hermoso hermoso azul hermoso de sentir el frio y el hueco. qué palabras más bien puestas. y las imágenes. maravilloso.

un beso, linda!

Domadora de Elefantes dijo...

Cómo me alegró verte en la ebriedad de la noche madrileña. Ahora en el norte, tan lejos de tu meridiano, siguies robando la luz a los ángeles.

maria dijo...

:)

que bonito
y que verdes!!!

Belidor dijo...

Ya no hay girasoles en el norte, sin ti. Aún quedan gaviotas. Ángeles, no sé. Los pingüinos te envían picotazos (suaves) a modo de saludo.

Nuria dijo...

Tú tienes ángel L*. Y eso, que te adoro y que no te disgustes por los despistes, yo soy la reina de los despistes...

Feliz estancia allí donde te lleven tus pasos

tournesols dijo...

se os echa de menos, empiezan a picarme las mejillas muchomucho de tanto verano.

muá*

Lluís P.M. dijo...

¡cúanto/cómo/tanto brillas!

Hombre de arena dijo...

"La melancolía es la alegría de estar triste".
Víctor Hugo