miércoles, 12 de noviembre de 2008

Fiebre y Borges

que he perdido el destello
que perseguía absorta hacia
el mar (de) sangre (de) siempre.
Quién. O cuándo. O por qué
ahogarse en este
vacío/ sudor/ sin aire
con las manos enredadas
a la espalda.


JLB me susurra febril:
la voz del ave
que la penumbra esconde
ha enmudecido.
Andas por tu jardín.
Algo, lo sé, te falta.


*

8 comentarios:

Hombre de arena dijo...

LAS CAUSAS



Los ponientes y las generaciones.
Los días y ninguno fue el primero.
La frescura del agua en la garganta
de Adán. El ordenado Paraíso.
El ojo descifrando la tiniebla.
El amor de los lobos en el alba.
La palabra. El hexámetro. El espejo.
La Torre de Babel y la soberbia.
La luna que miraban los caldeos.
Las arenas innúmeras del Ganges.
Chuang-Tzu y la mariposa que lo sueña.
Las manzanas de oro de las islas.
Los pasos del errante laberinto.
El infinito lienzo de Penélope.
El tiempo circular de los estoicos.
La moneda en la boca del que ha muerto.
El peso de la espada en la balanza.
Cada gota de agua en la clepsidra.
Las águilas, los fastos, las legiones.
César en la mañana de Farsalia.
La sombra de las cruces en la tierra.
El ajedrez y el álgebra del persa.
Los rastros de las largas migraciones.
La conquista de reinos por la espada.
La brújula incesante. El mar abierto.
El eco del reloj en la memoria.
El rey ajusticiado por el hacha.
El polvo incalculable que fue ejércitos.
La voz del ruiseñor en Dinamarca.
La escrupulosa línea del calígrafo.
El rostro del suicida en el espejo.
El naipe del tahúr. El oro ávido.
Las formas de la nube en el desierto.
Cada arabesco del calidoscopio.
Cada remordimiento y cada lágrima.
Se precisaron todas esas cosas
para que nuestras manos se encontraran.

J.L.B.

Álvaro dijo...

Yo prefiero ponerme en el horizonte de aquella copa de vino añejo, porque es más fácil ser incertidumbre que decir al oido:

"muero porque no muero".




Buena suerte, señorita Girasol.

isabel dijo...

algo,lo sé,te falta...
te terminas acostumbrando?
por qué vivimos tan lejoooosss?
mua!

luna dijo...

Dios.

Ese poema se lo copie a mi esposo este verano en un sms, durante la estancia menorquina.

Es precioso.

Vivan los sms.

maria dijo...

algo nos falta a todos

Alicia Calero Cervera dijo...

yo siempre pierdo el destello del horizonte que me lleva a cualquier mar... Nunca se seguir el rumbo y siempre tengo fiebre por culpa de no encontrar los caminos...

iNDigEstA dijo...

.
.
. . . "Sigue buscando ..."
Haya que atravesar lo que haya que atravesar con o sin manos enredadas con o sin aire con o sin respuestas pero siempre sin ahogarse hay que expulsar el agua que sobra hacia fuera desbordarse inundarlo todo de una misma para poder seguir.

PD: vendrás a alguno de los recitales?
Yo recitaré el miércoles y el jueves
toda la información en: http://www.femigrama.com

Tania dijo...

"Lo más hermoso nos cuesta la vida"...
Silvio
Un beso desde la más sicera empatía.