martes, 1 de junio de 2010

Le feu follet




Libélulas derretidas en el cuerpo. La ciudad en llamas. ¿Alguien?



*

16 comentarios:

Más claro, agua dijo...

Nos queda la esperanza de la promesa cercana del azul, allí donde la arena se despide de tierra firme...

manolo g. dijo...

tan matizado era el mundo entre sus brazos

como el tatuaje de una libélula sobre sus hombros


(De Tribulaciones de don Simbad El Marino)

[Uff, menudo deja vú!!!]

luna dijo...

de qué color?

Lara dijo...

yo

Belidor dijo...

Libación

virginia dijo...

Sí.

Pez Susurro dijo...

siempre

Abril dijo...

madre mía, laura...

Lara dijo...

yo

(decía)

quiero verlo

tournesols dijo...

?

Anónimo dijo...

no entiendo las horas, ni las libélulas, pero siempre están donde hay agua, sí, nó acentuado

tournesols dijo...

yo no entiendo nada, pero sí nó, me gusta el agua.

Lara dijo...

la pregunta es: tienes libélulas tatuadas en el cuello???

o es un dibujo que se va tras las duchas???

eso era lo que quería ver

tournesols dijo...

ay no, me las dibujaron para unos retratos. pero me lo estoy pensando... :)

Lara dijo...

oooh!

había pensado: es una valiente

(lo eres igual)

(de lo del Perro, seguimos esperando coordenadas de la editorial)

Jorge Ampuero dijo...

Mmmm...

:)