miércoles, 4 de abril de 2012

All the wild horses

¿Esta mancha en el suelo es vino o es sangre?
Y, sea lo que sea, ¿será mía?

Wallace Stevens



Están limpios los pliegues de la piel. Limpio el suelo, limpias las venas. He arrancado la belleza de cuajo. Claridad terrorífica. Yo bajo las sábanas tú como diluvio.

Pienso en lo inacabado, en una música repetitiva donde se escinden las notas de las comisuras. No pienso en escribir, porque lo inunda todo esa luz blanquísima. El alma reposa, y aliviada se duerme como un anciano sobre terciopelo. Pienso en las arrugas. Pienso en un solo cuerpo, en un pic-nic de miembros. El viento sonrojado me acaricia. Desconozco la prosa del ahorcado.


*

2 comentarios:

sonia·marpez dijo...

Roll away.

Lara dijo...

Tus palabras y lo que se ve dentro dejan siempre un regusto a vivir.