lunes, 23 de agosto de 2010

Ocean Night Song



El miedo es azul. El frío es azul.

Los venenos son azules. Este blog es azul. Los árboles parpadean azules. El beso es azul. El sueño siempre muerte azul. Las cortinas son azules. Mi confusión tirita azul. El mar parece azul. Mis huellas son azules. Tú odias el azul. Nunca demasiado azul. Nunca.

No tengo frío. No tengo miedo.



*

8 comentarios:

K dijo...

La mañana era azul y todo empezaba de nuevo.

Hombre de arena dijo...

Alguien dijo en Shakespeare and Company<Un azul como el mar de Grecia...

Maria dijo...

:D la parte positiva del azul es que termina por traerte consigo.

(el blog no está cerrado, está de veraneo U,U)

Muá!

dono dijo...

el poeta cuando sangra es azul, pero no la sangre de un príncipe... tu azul y laura veirs evocan las lágrimas
mar, m,

Meike dijo...

:) Escucha Tahúres Zurdos - Azul.

Me ha venido a la cabeza al ver esta entrada...

Cíclopa dijo...

Azul, lo que no contiene, no retiene, pero revienta en cristales, probablemente azules, como pequeñas gotas de melancolía.


Cíclopa

Domadora de Elefantes dijo...

De unos labios azules, de un corazón azul, del azul de las manos surge al fin tu mirada transparente.
Me encanta el poema y la foto me vuelve loca ;)

Maximo Parcial dijo...

Todo está tonalizándose demasiado azul... las gaviotas, los murciélagos (sarkozy), la mer du nord... Quiero ahogarme en una Marea Roja, roja la sangre, rojo el corazón...

Bonitas palabras e imágenes as usual.

Merci mademoiselle.