martes, 30 de diciembre de 2008

Blue monday


Glacial puro de mis adentros
temo la presencia de un rayo.
El aire se acomoda pesado y esponjoso.
Me enfrío. Me dilato en el hueco de la mañana.

Así entierro mi voz entre gargantas
secas. Gargantas que te echan de menos.
Quiero ser el gesto que se adhiera a la noche,
el único fruncido del sueño.
*
*
Se abrió la cabeza con silencio:
sólo salieron ángeles.
*

12 comentarios:

Lukas dijo...

bonito poema...

un saludo

y soy lucas, te envie un mail hace unos dias.

luna dijo...

Claro tia,
en abril, para cosmopoetica.

beso beso!

maria dijo...

es precioso laura.
tanto la foto como el poema.


Chivi si tie mi numero... ¬¬

M dijo...

Cómo me gusta esa ventana iluminada.

Álvaro dijo...

Nunca había temblado al leer un poema. Nunca había temblado...de verdad...

Domadora de Elefantes dijo...

¡Feliz año! y abriga ese frío al calor de la poesía.

Anónimo dijo...

yo tambien lo creo, eres una pandora.


Ciro

dediego dijo...

Sólo salen ángeles. Lo sabes.

Creo que necesitamos vernos y echar unas risas que deriven en muchas e interminables carcajadas.

P.Chincoa dijo...

angelitos impuros
incoloris mundi
vestiditos de terciopelo
lunesdean la oreja
como pez cartilaginoso
parapetados en azul.

isabel dijo...

angelillos like tú
;) qué tal el 2009 en andalú?
temua!

Julio Castelló dijo...

Fantástico... Tanto el texto como la imagen.
¿Para cuándo publicación en papel?

Hombre de arena dijo...

Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres...