martes, 22 de abril de 2008

Millones de cielos


mira, mírame borracha
mira cómo bailo
cómo en cada giro me deshago de una tristeza
mira cómo despunto las sonrisas
cómo pliso las arrugas de mi vestido afrancesado
mis pies afrancesados
mis labios y mis temores afrancesados.

insectos que nunca saldrán de la cama
y deseos de fumarme todas las flores
de los ríos de tus pulmones.

anidar hueca y pura y tersa y HUÉRFANA.
anidar en tu cascabel acuático.
camino y recorro cada rincón y cada arruga de las sábanas, construyo los olores pero nada de calcetines ni bragas ni un trabalenguas matemático, nada de hacer la fotosíntesis entre horas -que engorda- nada de nadar, nada de paraguas, ni de ojos de bosque
.
*
El no-amor es la verdad del amor
y todo miente en la ausencia de amor
Georges Bataille
*


5 comentarios:

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

Te contesto con una cita de A. Gala que incluí en el libro Ahora que el amor se me instala.

Ahora que el amor ya no existe
Puedo dormir en paz
Quien odia a la persona que amó, es que amó mucho
Yo soy inerte en el amor
Prefiero ser dejado
Estrepitoso seísmo el amor cuando se hunde

Domadora de Elefantes dijo...

¡Cielos! y lo digo a conciencia, cielos de palabras y fuego para las retinas, una vez más, brillante luna, nos iluminan tus imágenes. En esta ocasión también comulgo con tus palabras. Amén.

Anónimo dijo...

Hay que haber amado, para escribir así.

Tienes la dulce inocencia de un niño, debajo de unas sabanas, un domingo por la mañana. Soñando

Ciro

Eddie (J.Bermúdez) dijo...

de rebote por los mares he caido por aquñi,

un saludo desde esta parte de mar

Nacho Montoto dijo...

Ejem, ejem, quiero fotos!