jueves, 17 de abril de 2008

between the bars*

miro tus ojos
nublados
con el cielo doliéndose
en la piel nívea, resquebrajada.

tus ojos son dos vasos de agua
rebosando el azul famélico y tan intenso
y hay dos tormentas que se aman
en el acorde más índigo
de la marea subversiva

a lo mejor salgo a la calle
y me desenamoro o muero
a lo mejor entierro las manos
la cabeza
(las alas)
en una tarrina de cenizas
o de semillas de lluvia.
a lo mejor reciclo las nubes
y consigo beber de tu llanto.
consigo expirar de nuevo
en el sudor agridulce
que dejaste en mis dedos.
*

6 comentarios:

Domadora de Elefantes dijo...

¡Cómo me gusta que se amen dos tormentas!

Anónimo dijo...

Si es un réquiem, me gustaría tener uno así. Si no lo es, precioso de todas formas.

Aunque somos ateos

Ciro

ps. gracias

kebrantaversos dijo...

LAURA, LO HAS CLAVADO
PERO HAY QUE SEGUIR ADELANTE MAS Y MEJORES POEMAS NOS AGUARDAN
Y QUIERO LEERLOS
EL KEBRAN

tournesols dijo...

Gracia: ¡Tormenta poética!

Ciro, perdona por no haberte contestado antes, gracias por llamar a la puerta con tanta elegancia :)

Kebran: Gracias, octubre nos espera ;)

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

A lo mejor entierro las manos
la cabeza en una tarrina de cenizas
o de semillas de lluvia. A lo mejor es precioso

Jenni dijo...

Holaaa!!! El título me suena a canción de Madeleine Peyroux!
Me han gustado tus versos tiernos!
Por cierto tienes buenas fotos.