lunes, 19 de diciembre de 2011

Jamás

Un soir, j'ai assis la Beauté sur mes genoux. 
-Et je l'ai trouvée amère. 
-Et je l'ai injuriée.

Rimbaud.


Y le dije, desátame de ti, de ellos, desátame. La belleza no existe y este cronometrar gotas de saliva no existe más allá de nuestra pobreza. Y entonces me quemé con la luz. Y no conté el secreto. Y destrencé las venas. Y bebí de su vino. Y deseé seguir amando. Y nada. 
Nada.

*

7 comentarios:

Sergio dijo...

jamais la beauté
jamais
le bourdonnement.

Antolín Amador Corona dijo...

Te derramas.

Layla dijo...

esa forma tuya de escribir tuya, entre suave y dura, me llega, de verdad, y no me pasa con muchos autores.

Hombre de arena dijo...

La vrai vie est absente.

A.R.

Sarco Lange dijo...

La belleza sí es posible. No sé dónde ni cuándo ni cómo, pero sé que es posible.

Bss.

Hombre de arena dijo...

Je sais aujourd'hui saluer la beauté.

A.R.

emiliano dijo...

!!!