lunes, 20 de junio de 2011

Limítrofe

Voy a hablar largamente de mi cuerpo. Tanto voy a hablar de él, que al principio os parecerá que me olvido de la parte del espíritu. Mi negligencia, en este relato, es voluntaria: allá era real.

André Gide


Hablaré del cuerpo o no hablaré de nada.

Caminaré pensando fuerte, cada músculo en tensión. Mis dedos hundidos en el sudor de la tierra. Caminaré arrancándome las uñas, pensando dónde, pensando cuándo. A quién. Las cuerdas del violín zigzagueando sobre el asfalto. Soy solo el agua torpe que golpea a otro cuerpo. Y qué.

*

11 comentarios:

Carlota dijo...

"soy el agua torpe y qué?" toda una declaración de existencia e intenciones

Anónimo dijo...

Que fort!...L.

Anónimo dijo...

creo q ya estoy preparado
para

Mallarmé

DLG dijo...

¿sacarme el matasuegras del recto?

Valéry

Elena Lechuga dijo...

Si las uñas me sirven para volver, las quemo antes de tirarlas

Sarco Lange dijo...

Y qué?

Y nada...



Abrz.


(el agua me humedece sin pensar en estos fuegos)

Anónimo dijo...

ACTUALIZA,guapa. Te seguimos siempre.

Anónimo dijo...

Bellas piernas y largas intenciones, te escribía un par de haikus en el hielo.

Horchata ya. (La mejor está en Ppe de Vergara con Alcalá)

Mallarmé de verte.

tournesols dijo...

ahá

Carlos del Río dijo...

jaja

:)

Carlos del Río dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=xnFB94TVg0c

ahora que no lo son
árticas precisamente
pero pudieran serlo

this is 4 u
ángel o némesis

:)