domingo, 2 de marzo de 2014

La fin de la visite

Cruzar una ciudad, ser una ambulancia 
en busca de un paciente que no existe. 

Rafael Banegas 



Cruzar la ciudad de noche, persiguiendo rizos alegres, 
algo brilla azul fontanela, gélidos flequillos se deshacen en mi hombro.

Quemarse las venas desde la cruel tradición de los amantes. 
Señalarse, tiznarse, tapar la boca del silencio. 
Hablar en infinitivo anudando el infinito. 
Trastabillar, mancillar. 
Descomponer los huesecitos de la tierra. 
Envolverse en sábanas frías. 
Mirar al vacío, masticar envases. 
Deletrear los minutos despeinada.

Dos toquecitos y alguien viene.

*

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Azul fontanela?.L.

Aseret Blueminda dijo...

me gusta...

Isabel dijo...

Me gusta siempre que alguien venga. Es muy bonito

Carlos dijo...

Es un blog magnífico, felicidades.