domingo, 14 de agosto de 2011

Ah

he dejado la puerta entreabierta
soy un animal que no se resigna a morir

Blanca Varela




Nada que decir: miro cómo la lluvia viene y va, enjuagando árboles y vísceras. En la garganta tengo un nudo viscoso que no me recuerda al verano.
Qué te sucede, de qué sientes tanto asco, por qué no caminas un poco. Por qué no corres hasta estrellarte y que tus añicos se derramen por el bosque. Pienso en ceniza. Pienso con la boca del estómago. Pienso en la puerta entreabierta. Nada me llena.



*

4 comentarios:

soniamarpez dijo...

rien de rien.

Anónimo dijo...

La fotografía de los helechos...

Itaca no Existe dijo...

He llegado aquí quien sabe cómo, pero si me lo permites me quedaré asiduamente... Me encanta Blanca Valera.

tournesols dijo...

encantadísima (: